lunes, 26 de enero de 2009

Técnicas de motivación laboral




No debemos olvidar que los términos motivo y emoción se originan en la misma raíz latina movere que significa mover. En este sentido, las emociones son lo que nos impulsa a alcanzar nuestros objetivos. Las personas, pues, nos sentimos mejor cuando hacemos lo que realmente nos apasiona, aun cuando otra tarea pudiera ir acompañada de una recompensa económica más sustanciosa”.

La práctica de la Inteligencia Emocional.

Daniel Goleman





La concepción de la motivación no es algo estático con unas “reglas de oro” inamovibles, sino que cambian en función de la cultura del momento y el valor que ésta reconoce al trabajo.


Desde las primeras teorías de principios de siglo, en las que se medía a todas las personas con los mismos parámetros, y el posterior período de relaciones humanas, en el que se clasificaba a las personas por categorías, llegan los enfoques de tercera generación: cada persona es particular.

Hoy en día, triunfan las singularidades de cada individuo, siendo éstas reconocidas tanto por la empresa para la cual trabaja como por la propia sociedad. Cuando los elementos del sistema varían, la respuesta de la persona, y por consiguiente su motivación, varían igualmente.


Cada empresa elige la manera de motivar que mejor se adapta a sus necesidades. La consultora Great Place to Work elabora anualmente la lista de las mejores empresas para trabajar elegidas por sus propios trabajadores.


Antes de plantear las técnicas de motivación utilizadas por las empresas, un video que ya ha hecho historia de Steve Jobs en la Universidad de Stanford más que motivador.

video


Se muestra una presentación con las técnicas más utilizadas por las empresas